Acceso para profesionales y clientes. Ver más

Seguros de Salud: opción a tener muy en cuenta
30 noviembre 2017

Se acerca el final de año y llega la hora de la renovación de los segu­ros de Salud para aquellos que ya lo tienen, o bien para analizar precios y coberturas en el caso de aquellos que aún no han apostado por la sa­nidad privada.

Contratar o no un seguro de asis­tencia sanitaria es una decisión muy personal y que requiere un análisis pormenorizado. Esto se debe a que en España contamos con una cober­tura sanitaria pública a la que, según el barómetro sanitario que realiza el ministerio de Sanidad (datos 2016), le concedemos una nota de 6,55 puntos sobre 10. Una nota que no está mal, pero que no mejora por aspectos como las largas listas de espera. La demora media por una intervención quirúrgica en la Comunitat Valen­ciana es de 72 días, en la Región de Murcia de 95 días y alcanza los 162 días en las Islas Canarias. Motivos como este provocan que un 26% de los españoles disponga de un seguro de salud.

El 90% de las pólizas que se contra­tan son seguros de cuadro médico, con o sin copago. Otra modalidad son las pólizas de reembolso en las que se ofrece al usuario la liber­tad de elección de profesionales, el asegurado paga la factura médica y la compañía retorna parte de dicha factura (suele ser el 80%). Esta opción suele ser interesante en aquellas zo­nas geográficas en las que los cua­dros médicos son limitados.

A la hora de contratar un seguro de salud hay que tener en cuenta va­rios factores:

  • Las coberturas que ofrece cada compañía, como hospitalización por tiempo indefinido, pruebas diagnós­ticas, tratamientos punteros…
  • Si el motivo de la contratación es el embarazo, no hay que olvidar los periodos de carencia que para dicha cobertura suelen ser entre 8 y 10 me­ses, según la compañía.
  • El cuadro médico que oferta cada compañía que debe de ajustarse a las necesidades de cada cliente.
  • Las primas a pagar en un futuro (conocer el crecimiento que pueden sufrir para no encontrarnos con sor­presas desagradables).

Según un estudio de la OCU reali­zado en el primer trimestre del 2017, la mejor cobertura la ofrece la sani­dad pública, ya que no aplica perio­dos de carencia, dispone de medios de diagnóstico muy avanzados, no aplica exclusiones ni expulsa a nin­gún asegurado, pero por contra las listas de espera son largas, carece de la segunda opinión médica sin res­tricciones, las habitaciones no son individuales en la mayoría de los ca­sos o carece de hospitales concerta­dos en el extranjero.

Estos son algunos de los motivos por los que es aconsejable contratar un seguro privado y así poder com­plementar las carencias que conlleva la sanidad pública.

Desde Engrupo os animamos a que solicitéis información y/o pre­supuesto de seguro en cualquiera de nuestras cooperativas colabora­doras, ya que disponemos de ofertas muy interesantes tanto en primas como en coberturas y todo ello a través de las principales compañías del mercado asegurador en el ramo de salud.

Compartir