Acceso para profesionales y clientes. Ver más

El seguro de vida en tiempos de COVID-19
30 julio 2021

La pandemia de COVID-19 a nivel mundial ha cambiado nuestras vidas por completo, nunca hubiéramos pensado que nos sucedería esta incertidumbre de lo que nos puede ocurrir inesperadamente, lo que nos ha hecho mucho más sensibles a los seguros de vida y de salud.

Esta situación, que parece que se va a prolongar en el tiempo, nos ha hecho más vulnerables y sensibles ante la inseguridad que nos depara la pandemia, y hace que cada vez se valore más tener la tranquilidad necesaria, de que pase lo que pase, se protege a los suyos con la contratación de un seguro de vida.

 

Sobre el seguro de vida.

El seguro de vida es un tipo de seguro que se concibe para proteger la estabilidad económica de la familia del asegurado, en el caso de que éste fallezca o sufra una invalidez, ya que si se dan esas circunstancias los beneficiarios de la póliza (o él mismo, en el caso de invalidez) recibirán una cantidad de dinero que les ayudará a salir adelante.

 

¿Quién debería contratar un seguro de vida?

A lo largo de los años se ha considerado que el seguro de vida era solo necesario para las personas que tenían alguna hipoteca o algún préstamo pendiente, y que la entidad bancaria les forzaba a contratarlo, para mejorar las condiciones del mismo, y para que en caso de fallecimiento, tuvieran la seguridad de poder amortizarlo, sin arrastrar a las familias a tener que hacer frente a dicha deuda. Pero, nada más lejos de la realidad, no hay que olvidar que, si el asegurado fallece o sufre una incapacidad o enfermedad grave y es el principal sustento económico de la familia, sus familiares pueden quedar desprotegidos al no disponer de sus ingresos económicos, independientemente de que existan deudas o no. De manera que este seguro siempre es útil, aunque no se tengan deudas pendientes.

El seguro de vida ofrece muchas coberturas adicionales además de la de fallecimiento e invalidez, como puede ser la de enfermedades graves, gastos de sepelio y gastos de liquidación del impuesto de sucesiones, con lo que en este año de inseguridad que estamos viviendo por la pandemia hay que replanteárselo más como una necesidad que como una obligación.

Otra de las cosas que conviene valorar para contratarlo, es que los herederos en caso de que su herencia consista en bienes materiales y no en dinero, les puede ayudar a hacer frente para la liquidación del impuesto de sucesiones.

Desde ENGRUPO queremos ayudar a ofrecerte esa tranquilidad necesaria ante cualquier imprevisto del día a día, y que proteja a las personas que lo contraten y a sus seres queridos.

Pásate por la COOPERATIVA y te asesoraremos del que más te conviene en función de tus necesidades, y podrás beneficiarte de hasta un 50 por cien de descuento en la contratación con las mejores compañías.

Compartir