Acceso para profesionales y clientes. Ver más

El primer semestre de 2021, el peor de los últimos 10 años en materia de siniestralidad.
30 septiembre 2021

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Según datos de Agroseguro, las indemnizaciones han creciendo en los seis primeros meses del año un 22% respecto al mismo periodo del año anterior, superando los 461 millones de euros.

 

El pasado mes de julio, Agroseguro publicó en los medios un resumen de los principales siniestros acaecidos durante el primer semestre del año: la superficie siniestrada, la cuantía de las indemnizaciones previstas así como las Comunidades Autónomas y cultivos más afectados. Dichos datos situaban el primer semestre del 2021 como el peor semestre de los últimos 10 años, con más de 461 millones de euros en indemnizaciones. El detalle de esta información se puede ver en la imagen que acompaña a esta noticia.

En julio y agosto, continúa la tendencia negativa.

Sin embargo, dos meses después, la situación no podemos decir que haya mejorado. A 31 de julio la previsión de siniestralidad asciende a 552,24 millones de euros. Y es que, durante el mes de julio, se produjeron intensas lluvias acompañadas de pedriscos que afectaron a los frutales de Aragón y Cataluña y a los cítricos del norte de Castellón (comarcas de la Plana y Litoral Norte, con gran implantación del cultivo de mandarina y, en menor medida, de naranja). La alta humedad y temperatura de finales de la primavera y el inicio del verano provocaron daños por Mildiu a cerca de 9.400 hectáreas de uva de vinificación de Castilla- La Mancha y la Comunidad Valenciana.

En agosto, la ola de calor y viento producida en Canarias eleva la previsión de indemnización por encima de los 10 millones de euros dañando especialmente el cultivo del plátano. Diversos episodios de pedriscos dañaron el olivar de Jaén, el viñedo en Aragón, las hortalizas de Navarra y la DANA de finales de mes provocó inundaciones que dañaron especialmente los cultivos de Castilla-La Mancha.

Impacto más allá del sector agrario.

Lo peor, es que esta climatología no podemos decir que sólo haya afectado a los cultivos. Según datos del Consorcio de Compensación de Seguros sólo las inundaciones de los días 29 de agosto y 2 de septiembre van a obligar a gestionar 9.500 siniestros con un coste aproximado de 45 millones de euros. En concreto, en la Comunidad Valenciana (sobre todo en Valencia y Castellón) se estiman en torno a 3.300 siniestros en viviendas, comunidades de propietarios, automóviles, comercios, oficinas…con un coste de 16 millones de euros.

La importancia de contar con un buen seguro que nos proteja.

Por ello, desde ENGRUPO recomendamos contar con un seguro que proteja ante las extremas y muy variables condiciones meteorológicas que se están produciendo y sus perjudiciales efectos. Por un lado, el seguro agrario ha demostrado ser el mejor instrumento de protección y por otro, si no se cuenta con un seguro de hogar, comercio… ante cualquier desastre natural, el Consorcio no indemnizará por los daños sufridos.

Ante cualquier duda, o en caso de necesitar un asesoramiento especializado, nuestras cooperativas colaboradoras ofrecen el mejor servicio en seguros.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=»1946″ img_size=»large»][/vc_column][/vc_row]

Compartir