Acceso para profesionales y clientes. Ver más

Momento de contratar el seguro del olivar
30 abril 2018

En la Comunitat Valenciana es posible contratar el seguro para el olivar hasta el próximo 30 de junio. Concretamente, está abierto el plazo para el módulo P con el que se protege la próxima cosecha 2018 (seguro anual).

Los riesgos cubiertos en el módulo P son el pedrisco y los riesgos excepcionales (fauna, incendio, inundación-lluvia torrencial, lluvia persistente y viento huracanado). No cubriéndose en ningún caso el riesgo “resto de adversidades climáticas” como la helada y la sequía, que sí se cubren en los módulos que se contratan en otoño y que son seguros bienales, llamados así porque se asegura a la vez dos cosechas consecutivas.

Un detalle a tener en cuenta es que las garantías comienzan para todos los riesgos en el estado fenológico “F” (plena floración), excepto para la lluvia persistente y el viento huracanado que empiezan en el estado “H” o endurecimiento del hueso. Sin olvidar el periodo de carencia, que es de 6 días completos, carencia que no se aplica a los asegurados que contrataron este seguro en la campaña anterior.

A pesar de la importancia socioeconómica del cultivo en la mayoría de regiones y siendo los primeros productores mundiales de aceite de oliva y de aceituna de mesa, el seguro del olivar continúa siendo una asignatura pendiente para el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y para Agroseguro. El nivel de implantación del seguro del olivar es de los más bajos, alcanzando el 7% a nivel estatal, mientras que en la Comunitat Valenciana es del 5%. La puesta en marcha en 2015 del seguro bienal no ha tenido los resultados esperados, por lo que desde Cooperativas Agro-alimentarias seguimos insistiendo en la necesidad de “darle la vuelta” para adaptarlo realmente a las necesidades del cultivo en cada zona.

A pesar de lo anterior, el módulo P sigue teniendo sentido y es un seguro bastante económico y que funciona bien para los riesgos “nominados” como el pedrisco. Prueba de ello es que en la campaña pasada en la Comunitat Valenciana se pagaron más de 150.000 euros en unas 800 parcelas siniestradas (más de 500 Has), situadas la mayoría de ellas en la comarca de Enguera y la Canal de Valencia.

Compartir