Acceso para profesionales y clientes. Ver más

La Ley de Bienestar Animal y sus implicaciones en materia aseguradora
23 abril 2024

La entrada en vigor de la Ley el próximo 29 de septiembre obliga a la contratación de un seguro de Responsabilidad Civil. Su contenido se hace recomendable la contratación también de un seguro de asistencia veterinaria.

Se acerca el 29 de septiembre, fecha en la cual entra en vigor la nueva Ley de Bienestar Animal que tanto ha dado qué hablar durante estos últimos meses, tanto por sus defensores como detractores.

El seguro de Responsabilidad Civil, obligatorio.

Entre los aspectos más importantes de dicha ley y que afectan directamente al sector asegurador, hay que destacar el Artículo 30.3, donde obliga a todos los propietarios de perros a contratar y mantener en vigor durante toda la vida del animal un seguro de responsabilidad civil por un importe de cuantía suficiente para sufragar los posibles gastos en los que se pueda incurrir en caso de siniestro. Según indica la ley, la cuantía se establecerá reglamentariamente, pero hasta la fecha no se ha establecido.

Actualmente las aseguradoras dan cobertura de responsabilidad civil a los perros de raza no peligrosa a través de los seguros de hogar. Sin embargo, ante la llegada de la nueva ley, hay cierta incertidumbre en la forma de actuar por parte de las compañías. En algunos casos, hay aseguradoras que no darán cobertura a través del seguro del hogar al tratarse de una responsabilidad civil derivada de un seguro obligatorio, por lo que habrá que contratar el seguro a través del ramo puro de responsabilidad civil. Otras compañías, de momento, mantienen la cobertura a través del seguro del hogar, mientras que, las menos, no se han pronunciado de cómo van a proceder. Ante esta incertidumbre, os recomendamos que, antes de dar cualquier paso al respecto, consultéis con la compañía la forma correcta de proceder, teniendo claro que, tanto a través de una póliza hogar como de una de responsabilidad civil por ramo puro, los datos que tienen que aparecer en póliza son: la raza del perro, nombre y chip del mismo.

Dudas sobre las razas consideradas peligrosas.

Otro aspecto que está causando cierta confusión es la catalogación de perros peligrosos o no, aunque no ha sufrido variación. Hay una serie de razas catalogadas como peligrosas y se consideran también peligrosos perros que no son de esas razas, pero cumplen con una serie de requisitos como, por ejemplo, el tamaño de la mandíbula, el peso, la complexión…

Ante la proximidad de la entrada en vigor de la ley están apareciendo multitud de ofertas competitivas para este tipo de seguros, por lo que os recomendamos analizar con detalle las mismas ya que aparte de contratar una cuantía razonable que abarque cualquier incidencia que nos pueda surgir, es aconsejable contar en la póliza con defensa penal, reclamación de daños y protección jurídica, para evitar futuros problemas en caso de siniestro.

La idoneidad de los seguros de asistencia veterinaria.

Por último, el Artículo 27.a) de la Ley prohíbe expresamente el sacrificio del animal por enfermedad o lesión con posibilidad de tratamiento, ya sea paliativo o curativo. Por ello, se hace recomendable contratar un seguro de asistencia veterinaria que nos ayude a sufragar el coste de tratamientos o intervenciones que pueda necesitar el animal.

Como siempre, desde ENGRUPO te recomendamos pasar por tu cooperativa y solicitar asesoramiento y presupuesto sin compromiso.

Compartir