Acceso para profesionales y clientes. Ver más

Indemnizaciones millonarias por pedriscos y heladas en uva de vino
30 noviembre 2017

[vc_row][vc_column][vc_column_text]Un año más por estas fechas y has­ta el 20 de diciembre está abierto el periodo de contratación del segu­ro más completo que existe para la uva de vino: el seguro de otoño, que permite asegurar en cuatro módulos diferentes (1, 2 A, 2 B ó 3), con el fin de adaptarse así a las necesidades de cada explotación.

Posteriormente, a partir del mes de enero, se podrá contratar el se­guro de primavera o módulo P que no cubre el “resto de adversidades climáticas” (sequía, podredumbres, corrimiento, etc.), siendo elegibles la “helada” y la “marchitez fisiológica” (para la Bobal).

Entre las novedades de esta cam­paña destacan las siguientes:

  • El mantenimiento de la bonifica­ción del 5% para nuevos asegurados y para aquellos que no hayan con­tratado el seguro en los últimos tres años, reduciéndose por tanto el cos­te del seguro para estos viticultores.
  • La revisión al alza de los precios (€/kg) de aseguramiento de algunas DOs (precios máximos). Estos incre­mentos de precio aumentan el coste del seguro pero también se convier­ten en una mayor indemnización en caso de siniestro (ver tabla adjunta)
  • Incremento del coste del seguro por la reducción de 10 puntos de la subvención base de ENESA.

Tras un año de elevada siniestra­lidad con más de 75 millones de in­demnizaciones a nivel estatal, se debe considerar muy seriamente la necesidad de asegurar. Las Comuni­dades de Castilla y León, Castilla-La Mancha y La Rioja acumulan el 70% de esas indemnizaciones.

Pero la Comunitat Valenciana no se queda atrás, con más de 2,9 millones de euros de indemnización, sobre todo por los siniestros de helada y pedriscos ocurridos los pasados me­ses de abril y septiembre. En total se vieron afectadas unas 8.800 parce­las sumando una superficie de 9.000 Has, el 93% de las cuales correspon­den a la comarca Utiel Requena.

Las pautas de este clima cam­biante se traducen en cada vez más siniestros en campo, incluso en cultivos tan “mediterráneamente” adaptados como la vid. Sin embargo, por el momento y para “amortiguar” los daños, sólo existe un seguro, que conviene conocer y contratar como un coste más de explotación.

Sin embargo, en la Comunitat Va­lenciana todavía hay muchas explo­taciones vitivinícolas sin asegurar. Según datos del Informe del Sector Agrari Valencià de 2016 y de Agro­seguro, se aseguran 28.000 Has y 170.000 Tm, lo que supone el 47% de la superficie y el 65% de la producción.

Os recordamos que desde EN­GRUPO y sus cooperativas estamos a disposición de todos los viticulto­res para ofreceros el mejor asesora­miento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=»1521″ img_size=»large»][/vc_column][/vc_row]

Compartir