Acceso para profesionales y clientes. Ver más

ENGRUPO celebra las Asambleas generales de sus tres sociedades
29 junio 2018

[vc_row][vc_column][vc_column_text]El pasado 8 de junio se reunieron en la sede del cooperativismo agrario valenciano, las cooperativas socias de cada una de las tres sociedades conocidas bajo la marca comercial ENGRUPO: Utecamp Coop. V. (correduría de seguros), Tosaval Coop. V. (tomador colectivo de seguros agrarios) y Caballeros, 26 Coop. V.

La Asamblea General de Utecamp Coop. V. aprobó sus cuentas y la distribución de resultados en el que, sin duda, es el mejor año en la historia de la Correduría. Según su presidente, Miguel V. Roselló, se superaron los 31 millones de euros en primas intermediadas, con un crecimiento, respecto al año anterior, del 13%. Un crecimiento que no sólo se produce por una mayor comercialización de seguros por parte de la red de cooperativas, sino también, por la incorporación de nuevas cooperativas como colaboradoras de la Correduría. En número de pólizas, se contrataron cerca de las 30.000 destacando por importancia los ramos de seguros agrarios, autos y pymes.

 

Áreas de negocio: seguros agrarios, generales y particulares

La intervención de su directora, Nuria Galán, se centró en distinguir claramente los tres tipos de negocio de la Correduría:

Por un lado, la comercialización del seguro agrario que supone el 75% del volumen de primas intermediadas. Un ramo de seguros que precisa de una alta especialización por las características propias del sector. Líneas de seguros que están en constante cambio por lo que requieren de un asesoramiento profesionalizado en el momento de la contratación. 2017 se ha caracterizado por un incremento espectacular en la contratación en el cultivo del caqui que, por primera vez en la historia de la Correduría, ha superado las primas contratadas de cítricos.

La importancia de la Correduría se demuestra contratando el 60% del total de  frutales asegurados en 2017 en la Comunitat Valenciana, así como el 56% del caqui.

Por otro, el área de seguros generales donde hay claramente dos líneas de negocio: los seguros de las propias cooperativas como empresa (pymes, seguros de responsabilidad civil, responsabilidad medioambiental, crédito y caución, trasporte de mercancías, vehículos, protección de datos…) y los seguros particulares que distribuyen las cooperativas a sus socios y personal de influencia, como colaboradores de la Correduría (autos, hogares, comercios, vida, salud…). En definitiva, una actividad mercantil que fideliza al socio con su cooperativa y le permite diversificar sus fuentes de ingresos.

En esta área se destacó el incremento de contratación por encima del 7% en un año en que la media del sector asegurador se sitúa en el 0,7% debido fundamentalmente a la reducción de primas del negocio de vida, así como la reducción del número de anulaciones por encima de la media del sector, dato que se había disparado con motivo de la crisis económica.

 

Asamblea general de Caballeros, 26, Coop. V.

Tras la finalización de la Asamblea de Utecamp, Coop. V. tuvo lugar la de Caballeros, 26, sociedad patrimonial cuya actividad consiste en el mantenimiento y gestión del Palacio de Mercaders, sede de las cooperativas valencianas, sito en la calle que da lugar a su nombre societario. Durante el ejercicio 2017 se han realizado mejoras en las instalaciones y redistribución de espacios para sacar un mayor partido al edificio como centro de trabajo.

 

2017, un año de elevada siniestralidad

Por último, tuvo lugar la Asamblea General de Tosaval, Coop. V., figura jurídica que representa al tomador de seguros agrarios colectivo, agrupando, por tanto, a todos los asegurados que contratan el seguro agrario con la Correduría.

Esta figura tiene una gran importancia para el cooperativismo agrario valenciano, ya que es el instrumento que actúa en defensa del sector agrario, de las características de producción de nuestra Comunitat, y de las incidencias climatológicas que atañen a nuestros campos.

Su presidente, Vicente Monzó, destacó durante su intervención que 2017 fue el segundo peor año en siniestralidad de la historia de Agroseguro después de 2012, con más de 712 millones de euros en indemnizaciones, de los cuales más de 60 millones de euros han correspondido a la Comunitat Valenciana.

Insistió en la necesidad de asegurar la producción máxime con la climatología que estamos teniendo repleta de fenómenos extremos. Puso en valor el papel de la póliza asociativa que con 37 pólizas contratadas agrupan a más de 10.200 socios. Una garantía para la cooperativa que en caso de siniestro ve asegurada la totalidad de la producción de sus socios y el reparto equitativo de los costes generales de producción y comercialización.

Por último, destacó la importante labor que se realiza en los grupos de trabajo de la Consellería de Agricultura y de ENESA, de la mano de Cooperativas Agro-alimentarias de España, proponiendo mejoras en coberturas, incremento de precios a efectos del seguro, aclaraciones en los condicionados, revisiones de tasas…

En definitiva, un trabajo constante de mejora de cada una de las líneas que se contratan en nuestra Comunitat, así como las acciones de divulgación del seguro realizadas sobre los cultivos de cítricos, caqui, granado y frutales, uva de vino, olivar y frutos secos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_single_image image=»1625″ img_size=»large» alignment=»center»][/vc_column][/vc_row]

Compartir